2 BENEFICIOS DE APLICAR ANTIRREFLEJANTE A TUS NUEVOS LENTES

Si has usado lentes  para corregir tu miopía, hipermetropía o astigmatismo, probablemente te habrán hablado de los tratamientos antirreflejantes para tus lentes graduadas. Seguro que se habrá preguntado, ¿pero qué es un antireflejante y para que lo necesito? Además seguro que sí has pedido el precio de los lentes con y sin ese tratamiento habrá visto que la diferencia de precio entre ambas opciones es bastante amplia en algunos casos, así que es legítimo que se pregunte para qué sirve un tratamiento anti reflejante y por qué debería ponérselo a sus lentes.
Los tratamientos antirreflejantes se pueden elegir con todos los tipos de lentes que existen en el mercado, que todos los fabricantes de cristales los proponen (Essilor, Zeiss,Augen) y que no tienen ningún tipo de impacto en la elección del armazón o montura que pueda elegir para sus próximos lentes. Desde mi punto de vista profesional todas los lentes graduados deberían llevar tratamiento antireflejante (siempre y cuando económicamente pueda permitírselo).
Veamos dos de las razones con las que voy a intentar convencerte de elegir este tratamiento para tus lentes, para ello a continuación le daré dos razones importantes a favor de los tratamientos antirreflejantes:
REDUCE FATIGA VISUAL
Una par de lentes sin tratamiento antirreflejante no deja pasar toda la luz que le llega.
Según el material de la lente esta perdida se sitúa entre el 8 y el 16% de la luz, la cual es reflejada y esto se traduce por una disminución de la calidad visual del usuario. Con un buen tratamiento anti-reflejante entre el 98 y el 99% de los rayos de luz pasan a través de la lente. La lente tratada tiene una transparencia casi perfecta.
Este tratamiento es beneficioso para todo el mundo, pero es fundamental para aquellas personas que usan gafas, trabajan en oficinas y pasan muchas horas delante de sus dispositivos, un ambiente de trabajo donde las fuentes luminosas llegan hasta sus ojos por “todas partes” (cara interna y externa de la lente).
Es por ello por lo que el tratamiento debe estar presente tanto en la cara interna como externa de la lente de manera que los reflejos de las fuentes luminosas, tanto directas como indirectas, sean reducidos a su mínima expresión.
LENTES MAS ESTETICOS
Pónte delante de un espejo, prueba unos lentes sin antirreflejante y veras.
Verás que los lentes no dejan apreciar muy bien tus ojos y que terminan penalizando estéticamente el resto de tu apariencia.
Ahora prueba unos lentes con antireflejante.
Ahora es otra cosa, todos podrán apreciar de tus ojos y podrás disfrutar de un complemento de moda que pondrá en valor el resto de su imagen. Bienvenidas todas las Selfies 
Si quiere llevar unos lentes a la moda, no deje de invertir en un tratamiento antireflejante para los mismo. 
Creeme tiene muchos más beneficios y te harán sentirte y verte mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *