Que opinan los psicólogos del Buen Fin

Cuando escuchamos ofertas, rebajas, promociones o crédito no podemos evitar traducir eso en una ‘ventaja’, algo positivo sin duda, pero en ocasiones puede orillarnos a comprar cosas que no necesitamos, aseguran expertos.
En una sociedad que tiende al consumismo, las personas compran para alcanzar cierto estatus y que las pertenencias les permitan alcanzar cierta jerarquía, explica el profesor Carlos Arturo Rojas de la Facultad de Psicología de la UNAM.
Las promociones y ofertas como las que han anunciado las empresas participantes en El Buen Fin despiertan en las personas un mecanismo que activa el deseo, y cuando se facilitan créditos, que constituyen la forma más fácil de llegar a algo antes de tener los medios en efectivo para obtenerlo, “ese deseo puede volverse casi obsesivo”, asegura el especialista en psicología social.
Es ampliamente conocido que llegar a ese punto de consumismo puede generar ansiedad y estrés pero un estudio de la Universidad Northwestern, liderado por el psicólogo Galen V. Bodenhausen, sugiere que estos efectos del consumismo no son inherentes a la naturaleza humana y, por lo tanto, se pueden activar o desactivar de manera voluntaria.
Rojas precisa que contar con una buena educación financiera puede ser una forma de contrarrestar el deseo de compra  pues permite estar consciente de factores como la capacidad de endeudamiento con la que se cuenta para no adquirir algo innecesario.
Organismos como la Profeco y la Condusef han recomendado que durante los días que se llevará a cabo el Buen Fin, se dé preferencia a artículos que puedan ser aprovechados más allá del tiempo en el que se pagarán. No conviene comprar un par de zapatos a 12 meses sin intereses si en seis ya no servirán.
Además han recomendado que en el caso de las ofertas de meses sin intereses se verifique que el costo del financiamiento no sea aplicado a la hora de fraccionar los pagos.
Ello, se puede hacer considerando cuánto  se cobraría realmente por el producto al contado y luego dividirlo por las mensualidades sin intereses que están ofreciendo, de tal manera que se verifique que realmente no están incluidos los intereses.
Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2012-11-15/10993 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *